LA BICICLETA NO PUEDE SER UN PROBLEMA.

Aspectos comentados en mi intervención en el programa @lavidacatradio, el pasado 12 de Mayo.

La movilidad de las personas en las ciudades está sufriendo cambios y se deben adoptar nuevas medidas que favorezcan el concepto de calidad de vida, que es una aspiración de los ciudadanos. Pero se observa últimamente, que lo que debía ser una solución de movilidad urbana, como es el mayor uso de la bicicleta se está convirtiendo en ocasiones en problemas de convivencia.

Las fricciones entre ciclistas y peatones van en aumento y  estas actitudes, minoritarias, no deben frenar la correcta promoción de la bicicleta como un elemento de transporte. Las administraciones deberían apoyar entidades de las ciudades que realicen una buena promoción y formación para un uso correcto de la bicicleta como vehículo de movilidad. No debemos permitir y para ello se debe incrementar el control y sanción a los incívicos que distorsionan un correcto uso del espacio público.

Las actuaciones planificadas de las administraciones municipales son necesarias así como unas infraestructuras con carriles bici cómodos y amplios, separados del resto del tráfico motorizado, con rutas lógicas y prohibir la circulación por las aceras donde existan carriles bici y facilitar más aparcamientos seguros.

La bicicleta en ciudad debe estar equipada con:

  • Manillares seguros y adecuados y con timbre que se escuche claramente y que funcione.
  • Luces adecuadas en la parte delantera y trasera de la bicicleta al anochecer.
  • Un reflector en el guardabarros y otro en medio de los radios de las ruedas con pedales reflectantes.
  • Y son recomendables los reflectores que se ponen en los brazos

Se debe incrementar la información para aquellos ciclistas menos experimentados y recordar que por su seguridad deben prestar atención al tráfico en los giros, circular por la derecha cuando se circula en sentido contrario al tráfico motorizado, y sobre todo uso de luces y reflectantes por la noche. Sin olvidar que un seguro de responsabilidad civil es necesario, aunque no sea obligatorio.