LOS ENGANCHES PARA REMOLQUES DE AUTOMÓVILES.

Una de las cuestiones que resultan controvertidas y que desde hace años generan preguntas es la regulación de los enganches para remolques en los automóviles. Sobre todo la gran duda es, ¿qué debo hacer con el enganche cuando no llevo remolque en el coche?, lo debo retirar o lo puedo seguir llevando.

En primer lugar debemos saber que la instalación del enganche o la “bola” para el remolque, ya se realice la instalación en el concesionario  al comprar el vehículo o realicemos una instalación posterior, es considerada una reforma de importancia y por lo tanto debe pasar un proceso de homologación y constar en la ficha técnica del vehículo. Cuando tenemos legalizado el enganche se puede llevar instalado en el vehículo aunque no se lleve el remolque.

Pero, ahí tenemos un aspecto a tener en cuenta, cuando no llevamos el remolque si el enganche o “bola”, impide o dificulta la lectura o identificación de la matricula lo debemos quitar, ya que es una infracción grave y se sanciona con 200,00€ de multa, tal como indica el artículo 76 p) del Real Decreto Legislativo 6/2015 o Ley de Seguridad Vial.

Llegados a este punto seguro que nos surge una pregunta; ¿Si está homologado por la ITV, como me pueden sancionar? la sanción será por problemas de visión de la matricula, ya que la ITV lo que realiza es homologar la instalación del enganche y que el vehículo pueda llevar un remolque, cuando llevamos el remolque no dificultamos la visión de la matricula, ya que está instalada en el remolque. Pero al quitar el remolque y según como esté instalado el enganche  o bien la estructura del vehículo puede conllevar a que se dificulte la visión de todo o parte de la matrícula trasera.

Debemos tener presente que el texto refundido de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, obliga al conductor del vehículo a verificar que las placas de matrícula no presentan obstáculos que impidan o dificulten su lectura o identificación.

Para finalizar cuando quite el remolque de su vehículo verifique si su enganche puede dificultar, aunque sea mínimamente, la visión de la matricula, la recomendación es quítelo y se puede ahorrar 200,00€.