MOVILIDAD COMBINADA O COMPARTIDA

Artículo publicado en la página www.anesdor.com

La actual realidad de la evolución del tráfico en nuestras ciudades nos está conduciendo desde hace años hacia un concepto de movilidad sostenible urbana. Este aspecto de gran preocupación en la Unión Europea por su impacto en el medio ambiente  y en la calidad de vida de los ciudadanos, está llevando a los municipios europeos y de España a una realidad que se está modificando para mejorar la movilidad, desarrollando medidas de mejora como los planes de movilidad, que se constituyen en las grandes herramientas de planificación y ayuda de la gestión de los problemas de movilidad urbana.

De todos modos en nuestro país esta realidad que avanza hacia una verdadera movilidad sostenible urbana cuenta con poco desarrollo legislativo en materia de tráfico, donde la normativa estatal tiene gran preocupación por garantizar la fluidez del tráfico y la seguridad vial de forma general, pero poco se avanza en una mejora de directrices y competencias sobre la movilidad urbana sostenible y que garantice actuaciones municipales de freno al crecimiento de medios de movilidad poco eficientes.

Las últimas tendencias en evolución de la movilidad nos lleva hacia una movilidad combinada o compartida entre el uso de transporte público y una alternativa inteligente del automóvil particular. La movilidad combinada es la respuesta a la de motorización que está sufriendo la sociedad y las preferencias de los consumidores, existe cada vez una mayor actitud  que se encamina hacia él: “no me importa tener coche”.

Los sistemas de automóvil compartido están evolucionando y una de sus formas de mayor éxito de implantación es el automóvil de flota compartida, que desde su aparición a finales de los años ochenta está marcando una tendencia ya que el uso de un automóvil cuando lo necesita el usuario reduce el espacio fijo de calle ocupado para estacionar y también el número de coches que pueden estar circulando en momentos concretos.

Con estos sistemas de flota compartida se puede tener entre 20 y 100 usuarios por cada vehículo, por lo que son más eficientes para la movilidad sostenible que el uso del vehículo privado como propiedad y sobre todo en las áreas urbanas.

En los últimos años se observa en las grandes ciudades de Europa como Paris, una tendencia a compartir medios de locomoción, también está llegando a nuestro país estos sistemas, muy lentamente, pero siempre en ciudades con alta densidad de población y tráfico.

Muchas ciudades están llegando a su techo de sostenibilidad y se busca en el avance tecnológico aplicado a la movilidad y los esfuerzos de cambio cultural un cambio de modelo en la última década, así la socialización de las redes, como los dispositivos de acceso posibilitan opciones basadas en la coordinación de recursos que están generando el desarrollo de numerosas opciones emergentes como es el carsharing, se trata en definitiva de ampliar una gama de alternativas que posibiliten un aprovechamiento adecuado de recursos.