EL PLAN DE MOVILIDAD Y LA EMPRESA SOSTENIBLE

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

La Comisión Europea estima que una reducción del 20% en el consumo energético de los estados miembros supondría ahorra cerca de 50.000 millones de euros al año y ello supone reducir las emisiones de CO² en 740 millones de toneladas al año. Estos aspectos ambientales están ligados al transporte y movilidad de las personas.

Para conseguir estos resultados el papel de las empresas es clave y es necesario materializarlo con  la realización de Planes de Movilidad dentro de su estrategia de responsabilidad social corporativa (RSC) que hoy en día aporta un mayor compromiso de las empresas, un mayor prestigio ante los accionistas y una mayor reputación ante los clientes.

Los Planes de Movilidad Vial se deben realizar para atender las necesidades de la empresa, con un trabajo planificado, con objetivos realistas y una parte de formación de sus trabajadores, esta es la manera de que no suponga  un gasto sino una inversión en reducción de energía y ser una empresa más sostenible.

La experiencia y la realización de formación nos demuestra que una conducción más ecológica repercute en una mejor actitud en la conducción y también da como resultado un menor número de ALT (accidentes laborales de tráfico), ya sea en horario laboral o fuera de él. Esta formación nos está llevando a reducciones del consumo de combustible en los vehículos que puede llegar al 50%.